El padre de la fe

 

ABRAHAM: EL PADRE DE LA FE
 La Biblia llama a Abraham «el padre de la fe» (Romanos 4.11) y padre de los creyentes. Es a quien Dios prometió: «Y serás padre de muchedumbre de gentes» (Génesis 17.4); cuando Pablo escribe a los Gálatas, señala que todo el que cree en Jesucristo se ha convertido en descendencia de Abraham (Gálatas 3.29 leer). Como personas de fe, usted y yo nos hemos convertido en miembros de la casa de Abraham (Romanos 4.13 leer), así que las promesas que se hicieron para la descendencia de Abraham se pueden aplicar a nuestras vidas de fe (Romanos 4.16; Gálatas 3.16 leer). Abraham aparece a menudo como el padre de la fe, y Pablo utiliza el ejemplo de su vida para enseñar eficazmente a los gálatas. Sin embargo, la sección que mejor define el papel de Abraham en los asuntos de fe se ubica en la carta de Pablo a los romanos.
 La jornada de fe de Abraham. El viaje de 2.400 km de Abraham estaba alimentado por la fe. «Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia (…] Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena […] porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios» (Hebreos 11.8–10)
 ¿Cuáles son las seis cosas que Dios le prometió a Abram? (Génesis 12.1–3)
 1. HARÉ DE TI UNA NACION AGRANDE
 2. TE BENDECIRÉ
 3. ENGRANDECERÉ TU NOMBRE
 4. SERÁS BENDICIÓN
 5. BENDECIRÉ A LOS QUE TE BENDIJEREN Y MALDECIRÉ A LOS QUE TE MALDIJEREN
 6. SERÁN BENDITAS EN TO TODAS LAS NACIONES DE LA TIERRA.
 Abram parte de Canaán hacia Egipto por causa del hambre (Génesis 12.10).
 Aunque creemos en Dios, obedecemos su Palabra y andamos en su camino, no tenemos ninguna garantía contra el hambre. Nuestra jornada de fe, al igual que la de Abraham, atravesará momentos de hambre. Estas sequías a veces se dan cuando perdemos el trabajo, hay enfermedad y/o a través de algún otro modo de sufrimiento. La fe no es tan solo el poder para defenderse del mal, es el poder que nos da Dios para procesar la realidad. La fe nunca niega la realidad sino que la atraviesa con la confianza de la victoria prometida por Dios. En verdad, 1 Juan 5.4 específicamente anuncia que la fe es la victoria que ha vencido al mundo. ¿Cuando vence usted? ¡Al momento en que empieza a creer!
 La lucha de la fe no concluye en la victoria de conseguir aquello en lo que tenía puesta la esperanza. ¡No! Usted gana en el momento en que toma una posición de fe cuando decide poner la confianza en el Señor, en lo que El ha dicho en medio de circunstancias amenazadoras.
 Algunos sugieren que Abram no debería haber dejado la tierra que el Señor le acababa de indicar que le sería dada (Génesis 12.7–9). Si esto fuera en verdad una falla en la fe de Abram, si este fracasó en confiar en Dios frente a las circunstancias difíciles, se hace todavía más interesante ver cómo el Señor trató con su imperfección. En vez de mandarle una plaga por su falta de fe, Dios mandó una plaga a Faraón. Aunque no parece que Abram estaba en condiciones de decidirse a salir de Egipto, Dios intervino de manera tal que fue provisto y virtualmente forzado a volver a la tierra que llegaría a ser suya.
 Regocíjese en esto. Su jornada de fe no requiere que usted sea perfecto. Un creyente no es una persona infalible. Sin embargo, un creyente es alguien que responde a Dios cuando se descubren las fallas. Abram volvió al altar que había hecho antes, al principio, cuando vino a la tierra, entonces invocó de nuevo en ese lugar al nombre del Señor (Génesis 13.3–4).
 Abram le deja elegir las mejores tierras a Lot, su sobrino, y recibe bendición (Génesis 13) La lección es simple: Cuando las decisiones de otros lo dejan a usted en desventaja, ¡Dios lo tiene justo en el lugar donde quiere que esté! Él quiere cumplir todas las promesas que le ha hecho en la misma circunstancia que a usted le parece un desierto.
 Abram rescata a Lot (Génesis 14.14–17).
 Como contraste al egoísmo de Lot, vea el espíritu generoso de Abram. Cuando supo Abram de la cautividad de Lot, convocó inmediatamente a sus sirvientes y los preparó para rescatar a su sobrino. Este hecho es otra ojeada al carácter de este «padre de la fe». La misión tuvo éxito, y como resultado de la victoria ocurrieron dos incidentes importantes que sirven de enseñanza a todos los que viven por fe.
 Lección: Una persona de fe no se asociará con quien mancille la fuente de bendición. De este incidente nuestra jornada de fe nos enseña: (1) A rescatar inclusive a los pecadores, (2) a manifestar generosidad en los diezmos y en las ofrendas y (3) a oponernos a cualquier sociedad que pudiera manchar la fuente de nuestras bendiciones.
 Abram engrendra a Ismael por medio de Agar, la sierva de Sara (Génesis 16).
 El nombre Ismael significa «Dios oirá». Aun cuando fallamos en una parte de nuestra jornada, ¡Dios todavía nos oye! El no nos abandona para que recibamos el resultado de nuestros pensamientos o actos carnales; sino que interviene para que la promesa que nos ha hecho ocurra de la manera que se propuso.
 Abraham recibió la promesa de un hijo a través de Sara (Génesis 18.1–5).
 El nombre de Abram es cambiado a Abraham. Abram significa «gran padre», pero Abraham significa «padre de muchas gentes». En ese momento Dios instituye una señal de pacto. En Génesis 18 se registra el incidente del cambio de nombre de Abraham, junto a una aparición del Señor acompañado por dos ángeles. Van camino a juzgar a Sodoma y a Gomorra cuando se detienen a visitar a Abraham. Como este les sirve con el tradicional lavamiento de los pies y les ofrece comida y provisiones, el Señor le habla.
 El llamado de Abraham al sacrificio de Isaac (Génesis 22). 
Finalmente, Abraham se enfrentó con el llamado supremo a la fe: A dejar frente al altar todo lo que Dios le había dado. A rendir todo, inclusive la promesa cumplida, y confiar en el que hizo la promesa por sobre todo.

1304260910117-abraham.jpg

ABRAHAM: EL PADRE DE LA FE
 La Biblia llama a Abraham «el padre de la fe» (Romanos 4.11) y padre de los creyentes. Es a quien Dios prometió: «Y serás padre de muchedumbre de gentes» (Génesis 17.4); cuando Pablo escribe a los Gálatas, señala que todo el que cree en Jesucristo se ha convertido en descendencia de Abraham (Gálatas 3.29 leer). Como personas de fe, usted y yo nos hemos convertido en miembros de la casa de Abraham (Romanos 4.13 leer), así que las promesas que se hicieron para la descendencia de Abraham se pueden aplicar a nuestras vidas de fe (Romanos 4.16; Gálatas 3.16 leer). Abraham aparece a menudo como el padre de la fe, y Pablo utiliza el ejemplo de su vida para enseñar eficazmente a los gálatas. Sin embargo, la sección que mejor define el papel de Abraham en los asuntos de fe se ubica en la carta de Pablo a los romanos.
 La jornada de fe de Abraham. El viaje de 2.400 km de Abraham estaba alimentado por la fe. «Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia (…] Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena […] porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios» (Hebreos 11.8–10)
 ¿Cuáles son las seis cosas que Dios le prometió a Abram? (Génesis 12.1–3)
 1. HARÉ DE TI UNA NACION AGRANDE 2. TE BENDECIRÉ 3. ENGRANDECERÉ TU NOMBRE 4. SERÁS BENDICIÓN 5. BENDECIRÉ A LOS QUE TE BENDIJEREN Y MALDECIRÉ A LOS QUE TE MALDIJEREN 6. SERÁN BENDITAS EN TO TODAS LAS NACIONES DE LA TIERRA.
 Abram parte de Canaán hacia Egipto por causa del hambre (Génesis 12.10).
 Aunque creemos en Dios, obedecemos su Palabra y andamos en su camino, no tenemos ninguna garantía contra el hambre. Nuestra jornada de fe, al igual que la de Abraham, atravesará momentos de hambre. Estas sequías a veces se dan cuando perdemos el trabajo, hay enfermedad y/o a través de algún otro modo de sufrimiento. La fe no es tan solo el poder para defenderse del mal, es el poder que nos da Dios para procesar la realidad. La fe nunca niega la realidad sino que la atraviesa con la confianza de la victoria prometida por Dios. En verdad, 1 Juan 5.4 específicamente anuncia que la fe es la victoria que ha vencido al mundo. ¿Cuando vence usted? ¡Al momento en que empieza a creer!
 La lucha de la fe no concluye en la victoria de conseguir aquello en lo que tenía puesta la esperanza. ¡No! Usted gana en el momento en que toma una posición de fe cuando decide poner la confianza en el Señor, en lo que El ha dicho en medio de circunstancias amenazadoras.
 Algunos sugieren que Abram no debería haber dejado la tierra que el Señor le acababa de indicar que le sería dada (Génesis 12.7–9). Si esto fuera en verdad una falla en la fe de Abram, si este fracasó en confiar en Dios frente a las circunstancias difíciles, se hace todavía más interesante ver cómo el Señor trató con su imperfección. En vez de mandarle una plaga por su falta de fe, Dios mandó una plaga a Faraón. Aunque no parece que Abram estaba en condiciones de decidirse a salir de Egipto, Dios intervino de manera tal que fue provisto y virtualmente forzado a volver a la tierra que llegaría a ser suya.
 Regocíjese en esto. Su jornada de fe no requiere que usted sea perfecto. Un creyente no es una persona infalible. Sin embargo, un creyente es alguien que responde a Dios cuando se descubren las fallas. Abram volvió al altar que había hecho antes, al principio, cuando vino a la tierra, entonces invocó de nuevo en ese lugar al nombre del Señor (Génesis 13.3–4).
 Abram le deja elegir las mejores tierras a Lot, su sobrino, y recibe bendición (Génesis 13) La lección es simple: Cuando las decisiones de otros lo dejan a usted en desventaja, ¡Dios lo tiene justo en el lugar donde quiere que esté! Él quiere cumplir todas las promesas que le ha hecho en la misma circunstancia que a usted le parece un desierto.
 Abram rescata a Lot (Génesis 14.14–17).
 Como contraste al egoísmo de Lot, vea el espíritu generoso de Abram. Cuando supo Abram de la cautividad de Lot, convocó inmediatamente a sus sirvientes y los preparó para rescatar a su sobrino. Este hecho es otra ojeada al carácter de este «padre de la fe». La misión tuvo éxito, y como resultado de la victoria ocurrieron dos incidentes importantes que sirven de enseñanza a todos los que viven por fe.
 Lección: Una persona de fe no se asociará con quien mancille la fuente de bendición. De este incidente nuestra jornada de fe nos enseña: (1) A rescatar inclusive a los pecadores, (2) a manifestar generosidad en los diezmos y en las ofrendas y (3) a oponernos a cualquier sociedad que pudiera manchar la fuente de nuestras bendiciones.
 Abram engrendra a Ismael por medio de Agar, la sierva de Sara (Génesis 16).
 El nombre Ismael significa «Dios oirá». Aun cuando fallamos en una parte de nuestra jornada, ¡Dios todavía nos oye! El no nos abandona para que recibamos el resultado de nuestros pensamientos o actos carnales; sino que interviene para que la promesa que nos ha hecho ocurra de la manera que se propuso.
 Abraham recibió la promesa de un hijo a través de Sara (Génesis 18.1–5).
 El nombre de Abram es cambiado a Abraham. Abram significa «gran padre», pero Abraham significa «padre de muchas gentes». En ese momento Dios instituye una señal de pacto. En Génesis 18 se registra el incidente del cambio de nombre de Abraham, junto a una aparición del Señor acompañado por dos ángeles. Van camino a juzgar a Sodoma y a Gomorra cuando se detienen a visitar a Abraham. Como este les sirve con el tradicional lavamiento de los pies y les ofrece comida y provisiones, el Señor le habla.
 El llamado de Abraham al sacrificio de Isaac (Génesis 22). 
Finalmente, Abraham se enfrentó con el llamado supremo a la fe: A dejar frente al altar todo lo que Dios le había dado. A rendir todo, inclusive la promesa cumplida, y confiar en el que hizo la promesa por sobre todo.

 

|

Comentarios

por k fue llamado asi?

Responder

Que la Paz de Cristo este con vosotros!!!

en la busqueda continua de el por que la gente tiene por costumbre llamarle a Abraham "El padre de la fe" 

y lo unico que encontre es:puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. (Hebreos 12:2 RVR60)

Entonces por que llamarle el titulo a alguien mas???

Abraham es padre de multitudes, de Los creyentes(por la Promesa) por haber le creado a Dios....

pero llamarle "PADRE DE LA FE"???

Responder

acrostico oe  acrostico te pido

Responder

no lo sabia pero ahora ya lo se   ... gracias

Responder

avtodo  lo que  aprendido  aserca de abraham nuestro nuestro pabre de la fe el primer pabriarca

Responder

es cierto

Responder
Wonderful goods from you, man. I have understand your stuff previous to and you're just too great. I actually like what you have acquired here, certainly like what you're saying and the way in which you say it. You make it entertaining and you still take care of to keep it smart. I can not wait to read far more from you. This is actually a terrific website.
Responder
I was extremely pleased to uncover this page. I want to to thank you for ones time just for this wonderful read!! I definitely really liked every little bit of it and i also have you saved to fav to check out new stuff in your web site.
Responder
Very descriptive post, I loved that a lot. Will there be a part 2?
Responder
We absolutely love your blog and find nearly all of your post's to be just what I'm looking for. Would you offer guest writers to write content for yourself? I wouldn't mind writing a post or elaborating on a number of the subjects you write about here. Again, awesome weblog!
Responder
After looking at a number of the blog articles on your website, I really like your technique of writing a blog. I added it to my bookmark site list and will be checking back soon. Please check out my website as well and tell me how you feel.
Responder
Hey this is somewhat of off topic but I was wondering if blogs use WYSIWYG editors or if you have to manually code with HTML. I'm starting a blog soon but have no coding experience so I wanted to get advice from someone with experience. Any help would be greatly appreciated!
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar